La oración

2566

La sutra del orante

  • Definición de La sutra del orante
  • La legalidad de usar una sutra
  • Veredicto legal respecto a la sutra del orante
  • La sabiduría detrás de la prescripción de la sutra
  • Algunas reglas relacionadas con la Sutra del orante

  • Definición de La sutra del orante

    La sutra del orante

    Es algo que el orante pone delante de sí quedando entre él y los que pasan delante suyo.

    La legalidad de usar una sutra

    Usar una sutra es lícito estando en residencia o de viaje, sea rezo fard o sea nafl, dentro o fuera de las mezquita, ya que se ha confirmado que el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Cuando recen, recen hacia una Sutra y pónganse detrás de ella” [ Lo citó Abu Dawud ].

    Y relató Wahb, Al-lah esté complacido con él, : “el Profeta nos dirigió en el rezo y plantó su ‘anaza, que es un bastón corto y nos dirigió en dos rak’at” [ Lo citó Ahmad ].

    Veredicto legal respecto a la sutra del orante

    Usar una sutra es obligatorio poque el Al-lah lo ordenó para el Imam y para el que reza solo y lo promovió; por eso es necesario que un musulmán se pare detrás de una Sutra para rezar y se prohíbe pasar por delante, entre la sutra y un orante, porque el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “no recen sino detrás de una Sutra ni dejen que se pase alguien delante de ustedes al rezar, si insisten en pasar deben impedirle hacerlo” [ Lo citó ibn Juzaima ].

    La sabiduría detrás de la prescripción de la sutra

    1-La sutra para quien reza está prescrita por varios sabios motivos, entre ellos tenemos:

    2-Evitar pasarse delante del orante púes eso le distrae de su devoción.

    3-El orante puede así concentrarse en el rezo y no se distrae.

    Algunas reglas relacionadas con la Sutra del orante

    1-La sutra es para el Imam y el que reza solo, mientras que quien reza en grupo detrás del Imam pues para él la Sutra es el mismo imam. Se cita a Ibn ‘Abbas, Al-lah esté complacido con él,que dijo: “llegué montando sobre una burra y en esa época yo había alcanzado la madurez sexual. El Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dirigía como imam a la gente en Mina. Yo pasé frente a parte de las filas de orantes y luego me bajé y mandé a pastar a la burra y yo me uní a las filas. Nadie me reprendió por ello” [ Muttafaq ‘alaih ].

    2-No es lícito pasar frente a quien está rezando, esto es un pecado mayor. El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “si supiese quien se cruza frente a un orante lo que pesa sobre él preferiría pararse durante cuarenta años a esperar que termine de rezar antes de cruzarse frente a él” [ Muttafaq ‘alaih ] . La única excepción sería que pase por detrás de la Sutra o lejos del punto de suyud del orante si el mismo no ha dispuesto una Sutra para su rezo.

    3-El orante debe impedir que la gente se cruce delante suyo en su rezo. Abu Sa’id Al Judri, Al-lah esté complacido con él,dijo: oi al Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, decir: “si están rezando en dirección de una sutra que los cubra de la gente y alguien trata de cruzarse frente a ustedes pues repélanlo; si insiste pues enfréntenlo pues es un demonio” [ Muttafaq ‘alaih ].

    4-Algunos juristas eruditos han dicho que el caso de la mezquita sagrada de Al Haram en La Meca es una excepción y dijeron que allí es permitido cruzarse delante de la gente que reza por la generalidad de las evidencias que invitan a no dificultar las cosas. Evitar que la gente pase frente a un orante en la mezquita Al Haram de La Meca significaría gran dificultad y apuros.

    5-La pared, columna o cualquier cosa que el orante se ponga en frente , como ser un bastón, por ejemplo, se considera una sutra válida .

    6-Entre el orante prosternado y su Sutra debe haber por lo menos el espacio para que pase un cordero (unos 30 cms más o menos) pues relata Sahl, Al-lah esté complacido con él,que entre el lugar donde rezaba el Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, y la pared había el espacio para que pase un cordero. [ Muttafaq ‘alaih ]