El ayuno

2595

Excusas para suspender el ayuno en Ramadán

  • Excusas para suspender el ayuno en Ramadán

  • Excusas para suspender el ayuno en Ramadán

    1. Enfermedad

    La persona enferma puede suspender su ayuno en Ramadán, pues Al-lah dijo: {Quien de vosotros estuviese enfermo o de viaje y no ayunase, deberá reponer posteriormente los días no ayunados.} [Corán 2:184]

    La enfermedad que justifica la suspensión del ayuno es la que provocaría dificultades o perjuicio si se ayuna.

    Si el enfermo suspende el ayuno :

    Si el enfermo suspende el ayuno y padece una enfermedad de probable recuperación, entonces deberá reponer en el futuro los días no ayunados. Al-lah dijo: {Quien de vosotros estuviese enfermo o de viaje y no ayunase, deberá reponer posteriormente los días no ayunados.} [Corán 2:184]

    2. Viaje

    El viajero puede suspender su ayuno en el mes de Ramadán, pues Al-lah dijo: {Quien de vosotros estuviese enfermo o de viaje y no ayunase, deberá reponer posteriormente los días no ayunados.} [Corán 2:184]

    El viaje que permite suspender el ayuno es el mismo que permite abreviar los rezos, y es lo que normalmente se considera viaje en el uso de la sociedad donde se vive. Se pone como condición que sea un viaje lícito, pues si es un viaje pecaminoso, o sea, con el único fin de lograr suspender mañosamente el ayuno, pues no podrá suspender el ayuno con ese viaje.

    Si el viajero decide ayunar durante su viaje es válido también, por el hadiz de Anas ibn Malik, que Al-lah esté complacido de él, que dice: “Viajábamos con el Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, y no le reclamaba al ayunante al que suspendía su ayuno, ni el que suspendía el ayuno al ayunante” [Lo citó Al Bujari].

    Pero es una condición importante que el ayuno no se le haga dificultoso al viajero o lo dañe; pues si ese es el caso, es mejor que suspenda el ayuno, ya que el Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, vio a un hombre que se había desmayado por el excesivo calor y la gente se juntaba a su alrededor, luego dijo: “No es un acto de piedad ayunar en viaje” [Lo citó Al Bujari].

    3. El embarazo o la lactancia

    Si la mujer teme por su salud si continúa el ayuno de Ramadán en casos de embarazo o lactancia, pues puede suspender su ayuno como el enfermo y luego repone los días no ayunados, pues el Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, dijo: “Al-lah eximió al viajero del ayuno y de parte del rezo, y a las embarazadas o lactantes del ayuno” [Lo citó At-Tirmidhi].

    Si teme por su bebé solamente, igual puede suspender el ayuno y debe reponerlo después y además alimentar a un necesitado por cada día, según el relato de Ibn ‘Abbas, que Al-lah esté complacido de él: “La que da de mamar y la embarazada, si temen por la salud de sus hijos, pueden suspender el ayuno y luego alimentar (a algún necesitado)” [Lo citó Abu Dawud].

    4. La menstruación o el posparto

    La mujer que está menstruando debe obligadamente suspender su ayuno de Ramadán y tiene prohibido ayunar, y si lo hace no es válido para ella,y debe reponer los días no ayunados; dijo ‘Aisha, que Al-lah esté complacido de ella, cuando se le preguntó por el hecho de reponer el ayuno y no así el rezo (a las menstruantes): “Eso nos sucedía en época del Profeta, sal-lal-lahu ‘alaihi wa sal-lam, y se nos prescribía reponer el ayuno y no así el rezo” [Muttafaq ‘alaih].